El descanso de la vida

“Me di cuenta de que en estos lugares se hallan una gran cantidad de historias”

Cada cementerio es un reflejo de la ciudad donde está enclavado”, dice Gómez. Y si a veces el camposanto nos puede sugerir referencias a lo terrorífico, lo misterioso o lo morboso, no tiene por qué ser así. “Un cementerio puede ser concebido como un museo al aire libre”, explica el autor, “un lugar por el que pasear, disfrutar de en un ambiente confortable y estar en paz, como en un jardín”.

Cementerio de La Madeleine

La tumba de Julio Verne, en el cementerio de la Madeleine, en Amiens (Francia), muestra la figura de hombre atlético y barbudo, con el torso desnudo, trasunto del propio escritor, fallecido el 24 de marzo de 1905. La particularidad de la estatua es que no posa hierática llena de orgullo, sino que se rebela contra el ciclo de la vida y de la muerte, emergiendo con fuerza y rompiendo la lápida con el brazo hacia lo alto: se llama Hacia la inmortalidad y la eterna juventud. Esta tumba es una de las favoritas del novelista Fernando Gómez, y de ella parte su reciente libro La vuelta al mundo en 80 cementerios (Luciérnaga), de evidentes resonancias vernianas, que hace un recorrido por ese número de camposantos a través de todo el orbe terrestre, a medio camino entre la novela (hay un hilo narrativo en el que participan dos personajes) y el libro de viajes literario.

 

Cementerio de La Almudena

Si el visitar cementerios por placer puede haber sido visto a veces como cosa de gente rara y siniestra, lo cierto es que hay una creciente afición a hacer algo así como turismo de cementerios. Proliferan las visitas guiadas, sin ir más lejos las que ha empezado a organizar recientemente el cementerio de La Almudena de Madrid, donde, además de botánica y arquitectura, se encuentran las tumbas (y las historias) de personajes como Lola Flores, Tierno Galván, Dámaso Alonso, Lina Morgan, Estrellita Castro, Pablo Iglesias (senior), Pasionaria, Francisco Giner de los Ríos o Pío Baroja.

 

Cementerio de el Tulcan

Si los cementerios se pueden considerar un jardín, el cementerio que tiene una conexión más profunda con la naturaleza es el de Tulcán, en Ecuador. “Parece hecho por Eduardo Manostijeras”, dice Gómez en referencia a la proliferación de setos podados en forma de diferentes figuras en las que se representa la flora y fauna de la zona o imágenes de las culturas romanas, griega, inca o azteca. En 2007 el cementerio sufrió fuertes daños a consecuencia de un incendio: al parecer, según recoge el libro, el fuego fue producido por unos rituales de brujería.

El más raro

Uno de los más raros está “lleno de muñecas, muchas rotas y deterioradas, que genera una sensación muy inquietante”, dice Gómez. La llamada Isla de las Muñecas, entre los coloridos canales de Xochimilco, en Ciudad de México, es una de las atracciones más curiosas de la capital del Estado mexicano. Se llega en una barca (hay barqueros que, por superstición, se niegan a navegar hasta allí) y las muñecas están diseminadas por toda la isla, “como si fueran el único fruto que es capaz de producir su tierra”, escribe el autor. La historia dice que la isla era propiedad de un agricultor, Julián Santana Barrera. Un día, a su esposa se le cayó la niña al agua: su cuerpo nunca apareció. Entonces el padre empezó a recolectar muñecas y colocarlas en aquel lugar, ahora es una tradición popular dejar allí las muñecas, incluso colgadas de los árboles.

El más terrorífico

“En las catacumbas es donde más se siente la presencia de la muerte”, dice el autor. Oscuridad, estrecheces, aire enrarecido, las hay en varios lugares: París, Palermo, el Vaticano (las grutas que hay debajo de la Basílica de San Pedro) o Nápoles (en el cementerio de Fontanelle, excavado en las colinas). Tampoco falta el humor negro: en estas últimas, según recoge Gómez, hay una inscripción al lado de una calavera que reza: “Yo era lo que tú eres; tú serás lo que yo soy”.

Categorías Viajes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close